El rabino jefe de Israel, David Lau, en una carta pública, pidió a los judíos que se abstengan de comer o hablar innecesariamente el miércoles a la luz de la pandemia de coronavirus. "En este momento, debemos participar en la búsqueda del alma", escribió. "Como judíos creyentes, sabemos que la Mano de la Providencia está detrás de esto y que viene a decirnos algo".

 

La abstinencia de la comida y el habla es una práctica espiritual judía diseñada para fomentar la autorreflexión a nivel personal y comunitario.     El rabino jefe continuó: “Todos sienten la espada que se ha desatado y que está cobrando vidas en todo el mundo. En este momento, a medida que nos adherimos estrictamente a las directivas de los funcionarios médicos, cada uno de nosotros debería examinar sus formas y mejorar su comportamiento, tanto con respecto a los mandamientos relacionados con su prójimo como con los mandamientos relacionados con Dios ".

 

El miércoles fue elegido porque es la víspera del comienzo del mes hebreo de Nisan, uno de los cuatro "años nuevos" del calendario judío, considerado por algunos sabios como el mes en el que se creó el mundo. Los judíos observan el año nuevo con oraciones y súplicas, haciendo del miércoles un momento apropiado para el ayuno y la introspección. El rabino Lau hizo un llamado a todos para rezar oraciones especiales pidiendo la salvación de la temida enfermedad para ellos y el mundo en general. El rabino instó a aquellos que están sanos a ayunar, incluso durante medio día, como parte de sus súplicas para poner fin a la pandemia de coronavirus. Para aquellos que no pueden ayunar, el rabino Lau recomendó la abstinencia de hablar, un ayuno de habla o, como mínimo, restringir el discurso a expresiones de amabilidad, positividad y cuidado.

La carta terminó con una oración sincera: "Que nuestro Dios benevolente escuche nuestras oraciones y responda a ellas, liberándonos de todos los duros decretos, salvando, con sus abundantes misericordias, a su pueblo de Israel y a las personas necesitadas en todo el mundo".

Fuente: United with Israel